Marrakech: Destino inspiracional para el diseño

Marrakech, destino que fusiona sueño y realidad, tradicional y contemporáneo. Lugar que inspira, revuelve, llena con sus aromas y te hace vibrar entre rincones silenciosos y el ruido de sus calles. Un punto de encuentro en el que la fachada gusta y el interior te termina por enamorar. Por todo ello, en GÄRNA nos hemos desplazado hasta allí en búsqueda de inspiración para uno de nuestros próximos proyectos, un reto hotelero que estamos desarrollando para GÄRNA HOTELS.

Marrakech: Destino inspiracional para el diseño

Este viaje ha supuesto realmente un paseo hacia los orígenes. La arquitectura tradicional alineada con detalles clásicos es una máxima en las calles y riads de la zona, donde estas casas-palacios siguen la línea de la arquitectura árabe cerrándose al exterior y exprimen la técnica y creatividad en su interior, donde encontramos diseños impresionantes en los que siempre el agua cobra un protagonismo muy especial.

Toda la selección de los riads que hemos visitado tiene que ver con este concepto de combinar lo tradicional y lo contemporáneo, que es la seña de lo que nosotros en GÄRNA perseguimos en cada proyecto, donde mezclamos lo clásico y tradicional con lo contemporáneo, esforzándonos por de alcanzar ese equilibrio teniendo en cuenta la esencia de lo que el cliente busca.

Especialmente, fueron ingleses y franceses los que se trasladaron a esta ciudad del Mediterráneo con el fin de transformar estas casas-palacios en espacios hoteleros maravillosos con un diseño impresionante, pero respetando siempre la arquitectura tradicional árabe original incorporando un diseño y un interiorismo completamente moderno que hechiza a cualquiera que hasta allí se desplaza.

RIADS EN LOS QUE INSPIRARSE

Riad El Fenn

Sin duda, nuestro favorito en Marrakech. Este Riad boutique ocupa un antiguo palacio tradicional y dispone de una terraza amueblada en la azotea con piscina y unas vistas maravillosas de la ciudad.

Marrakech: Destino inspiracional para el diseño

 

El Fenn nos encanta por su decoración, que es la perfecta mezcla de lo que hablábamos, del nexo entre la arquitectura tradicional árabe y el diseño contemporáneo.

La Mamounia

Riad en árabe significa “jardín”, y lo que a nosotros nos encanta es que a su vez se han transformado en una alternativa de alojamiento más auténtica, donde la tradición se mezcla con la milenaria costumbre de la hospitalidad.

La_Mamounia

La Mamounia es uno de sus clásicos, cumpliendo con el legado del pasado imperial de esta ciudad. Si no es para hospedarse, merece la pena acercarse hasta él para tomar un té en sus maravillosos jardines, los cuales permiten ser un sitio fresco durante los veranos.

La selección de todos los riads que hacemos gira en torno a este de mezclar lo tradicional y lo contemporáneo, lo que nos lleva a destacar también los siguientes: Riad Antara, Riad Tajania y Riad Le Pelerin.

VISITAS OBLIGADAS

Museo Yves Saint Laurent

A nivel de visitas, nuestro sitio favorito es sin duda el Museo Yves Saint Laurent. El diseñador, como destacó en numerosas ocasiones, se sintió fascinado por los colores y la vida de la ciudad de Marrakech, influyéndole en sus colecciones que se difundieron mundialmente. Ahora, más allá de la colección que allí puede verse, el Museo cuenta con una arquitectura maravillosa diseñada por el despacho francés Studio KO. Más allá de su impotente arquitectura, el Museo presenta una selección de su colección, en el que la escenografía y puesta en escena de los trajes no dejan indiferente a nadie.

musee ysl marrakech

Nos ilusiona el uso del ladrillo terracota de su fachada, su interior y los espacios que llega a crear, como el patio interior en el que está muy presente la decoración típica marroquí y la vegetación. Este patio, cuenta con una escultura central que es maravillosa, toda revestida en cerámica verde vidriada tan tradicional y tan típica de la arquitectura marroquí.

Jardines Majorelle

Estos jardines fueron comprados y restaurados por Yves Saint Laurent junto a Pierre Bergé para evitar que cayesen de las manos de cadenas hoteleras. Enamorados por este espacio, volcaron sus esfuerzos en estos casi 10 mil metros eligiéndolos como vivienda, rebautizándola como Villa Oasis.

Jardines Majorelle

De este espacio, creado en sus orígenes por el pintor francés Jacques Majorelle, destaca el azul cobalto de sus edificios, azul que pasó a llamarse también “azul majorelle” y que generan un remanso de naturaleza y tranquilidad a todo aquel que lo visita. Este es un color tradicional que luce maravillosamente en ese jardín y resulta espectacular cómo combina con el amarillo y selección de plantas. Sin duda, un lugar inspirador en el que perderse durante horas.

RESTAURANTES

En nuestro paso por Marrakech destacamos: Le Jardin, Nomad, Chabi Chic, Terrasse des Epices/Cafe des Epices y La Famille.

Restaurante Nomad

VISITAS

El mejor plan, sin duda, es perderse por los rincones en torno a La Medina, donde puedes encontrar piezas fabricadas a mano de gran gusto y calidad. Además, destacamos Maison Blaoui y 33RueMajorelle.